Las estrellas

“Miramos las mismas estrellas pero vemos cosas tan diferentes”. G. Martín.

Cuando estoy feliz me gusta contemplar las estrellas, siento que soy parte de ellas; cuando estoy triste las admiro, se convierten en el paño que seca mis lagrimas; cuando me enojo, intento que entablemos una conversación profunda, se vuelven mi desahogo; en realidad, en toda ocasión apreciarlas es mi ejercicio favorito. Podríamos hallarle el lado romántico a todo lo que nos rodea ¿cierto?. No creo que tenga algo de malo.

Lo cierto es que los astrónomos y astrofísicos se encargan de estudiar tremenda belleza de Dios; yo por mi parte, sin pretender ser especialista en el tema, he curioseado al respecto. Te has preguntado: ¿Cómo nace una estrella? el tema en verdad es muy interesante. Su historia comienza con la gestación. Una nube de polvo y de gas forman remolinos de alta intensidad y empieza a contraerse alrededor de uno o más centros de gravitación, el producto final dependerá de la densidad, turbulencia y el tamaño de la nube original. Los astrónomos creen ver protoestrellas en proceso de contracción con cercanas nubes saturadas de gas y de polvo cósmico.

Cuando una protoestrella se contrae, sus regiones centrales se calientan por la liberación de energía gravitacional y llega un momento en que el calor se hace tan intenso que el hidrógeno del núcleo empieza a fundirse y transformarse en helio y generar la energía necesaria para contrarrestar el efecto de la gravitación y la estrella alcanza un estado de madurez y estabilidad. Entonces, podemos concluir con que las estrellas son masas de gases, principalmente hidrógeno y helio, que emiten esa espectacular incandescencia. Pero ademas ¿qué crees? el brillo de una estrella se mide por lo que parece ser y por lo que es, es decir, una estrella puede ser muy brillante pero estar muy, muy lejano y a la inversa, no ser tan brillante pero estar más cercana, de ahí depende la iluminación que apreciamos, desde la perspectiva de la tierra que habitamos.

Suena poco romántico si hablamos con esa terminología. Perdónenme increíbles astrónomos y astrofísicos, empleare el mismo procedimiento, diferente terminología. Las estrellas son producto de la fusión entre dos increíbles fenómenos de la naturaleza que se aman insaciablemente y de ese eterno amor fusionado se produce un intangible fuego que ilumina el universo.

Increíble no? Lo que puede crear Dios y la materia. Cuando admiro el cielo y esos increíbles y perfectos puntos de luz, me surge el mismo cuestionamiento que “El Principito”: “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”. Antoine de Saint-Exupéry.

Fuente: David Bergamini. (1980). El Universo. México, Distrito Federal: OFFSET, MULTICOLOR, S.A.

Publicado por indiraramos

Abogada y poeta por pasión, fascinante de la astronomía , las plantas y los animales. Creo firmemente en la existencia de un único y verdadero amor, pues mi ideología respecto al tema coincide con la de Platón.

3 comentarios sobre “Las estrellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: